¿NECESITO AYUDA PSICOLÓGICA?


Para mucha gente, acudir a un profesional de la psicología tiene aún un tinte algo negativo, algo que es mejor no ir publicando, ya que se supone que si vas es porque “estás muy mal”, y sobre todo, debes ser alguien débil de carácter si no sabes manejar tus problemas por tu cuenta.


Ser consciente de este prejuicio y apartarlo a un lado es necesario para poder decidir con justicia si una persona necesita una consulta psicológica. A partir de ahí, si se da un sentimiento de malestar anímico continuado, que se prolonga en el tiempo y no desaparece ni se alivia con las estrategias que normalmente utilizamos, si vemos que la forma de pensar sobre nuestra persona comienza a ser más negativa, si empieza a haber cosas que antes hacíamos y ya no podemos hacer, porque un temor o una gran desgana nos lo impidan, si nos damos cuenta de que las relaciones con los demás se nos hacen muy complicadas, si gran parte del día estamos tratando de evitar algún pensamiento que nos hace daño, si siempre nos parece que la vida de los demás es mejor, si no nuestra vida sexual es decepcionante, dolorosa o inexistente, y eso nos hace sufrir…


Esta es sólo una muestra de las muchas razones que alguien podría tener para acudir a un profesional de la psicología. La idea es que no se trata sólo de “curar un grave trastorno”, que también y por supuesto, sino además de mejorar tantos de esos sufrimientos que, debido a un enfoque inadecuado, a falta de información en ocasiones o a una herida psíquica no resuelta, arrastramos pesadamente día tras día cuando no hay razón para ello, cuando una buena intervención, junto al profesional adecuado, puede hacer que vivamos mucho mejor.

© 2020 Encarnación Zapata Todos los derechos reservados
Producido por BeeDigital